Iluminación LEC 


La iluminación LEC ha llegado con fuerza para dar una nueva alternativa al cultivador de interior. Podrás encontrar en esta categoría todo lo necesario para proporcionar a tus plantas cultivadas en interior un espectro de luz muy similar a la luz natural del sol, gracias a su novedosa tecnología. Te servimos toda la información para conocer de primera mano en que consiste la tecnología Lec y las ventajas que presenta frente a otro tipo de iluminación. No dejes que te lo cuente otro, ¡Continua leyendo!

Seguir leyendo...
Mostrando 1 - 8 de 8 items
Mostrando 1 - 8 de 8 items

Todos sabemos que la vida no deja de evolucionar en todos los sectores y como no podía ser de otra forma la iluminación en el sector hortícola, también está experimentando grandes cambios. Lo último en llegar al mercado es la tecnología LEC, una nueva iluminación que ha llegado para quedarse y que va competir seriamente con los clásicos tipos de iluminación como el sodio de alta presión o los halogenuros metálicos.

La noticia ha llegado a todo el mundo y muchos cultivadores están empezando a interesarse en qué consisten los focos LEC y que ventajas aportan al cultivo de interior. Hemos recopilado mucha información y aunque es cierto que es una tecnología que está empezando y se está empezando a comercializar, ya podemos afirmar que es una tecnología en la que merece la pena invertir. No podemos hacer caso de todo lo que escuchamos en la calle o leemos en internet sobre esta nueva iluminación porque al igual que hay cosas que son ciertas, también se dicen auténticas barbaridades. Nuestra política es clara y hablando coloquialmente, no te vamos a vender la moto sin haberla probado. Es cierto que todavía no lo sabemos todo sobre este tipo de iluminación y que no se ha probado tanto como el sodio de alta presión o como los halogenuros metálicos. A pesar de las muchas dudas que todavía están en el aire sobre su rendimiento, que no es tan superior frente al de las iluminaciones clásicas, como en un principio se comentó, ofrece muchas ventajas que pueden interesar al cultivador.

La iluminación LEC (Light Emitting Ceramic) o CMH (Halogenuro Metálico Cerámico) como también es conocida, ha confundido a muchos con su llegada. En primera instancia muchos cultivadores han pensado que se trataba de la iluminación LED, pero no solo los cultivadores han caído en este error, ya que muchos buscadores de internet te mostraban información sobre el LED y no sobre el LEC al principio de aparecer. Hoy en día este problema se está resolviendo y ya no hay tanta confusión.

Hablando de la los focos LED, ya que los hemos mencionados no tienen nada que ver con los focos LEC, en lo único que se parecen es en el nombre. Difieren prácticamente en todo, tecnología, espectro de luz y rendimiento. El LEC es muy superior al LED y aunque en un principio parecía que iba a ser una gran incorporación al mundo del cultivo interior, ha decepcionado bastante. El funcionamiento del LED no ha sido el deseado ya que la inversión que requiere es mucho mayor que la iluminación tradicional y los resultados obtenidos no han sido los deseados. Los rendimientos no están a la altura de lo que se esperaba y el consumo eléctrico tampoco se ha reducido, aunque funcionan bien en crecimiento, para floración se quedan escasos y para conseguir el rendimiento deseado tendríamos que utilizar los mismos vatios que con el sodio, lo que supondría el mismo consumo y mucho más gasto.

A continuación os mostramos los beneficios reales que nos traerá la iluminación LEC, y tranquilos que al contrario que con otros sistemas de iluminación anteriores, el salto de calidad ha sido enorme.

Beneficios de la iluminación LEC

  • Mayor rendimiento (cosecha más abundante)
  • Reducción del consumo eléctrico
  • Emisión de calor más baja
  • Cosecha final de mayor calidad
  • Incremento de emisión de rayos ultravioleta e infrarrojos (más parecido al sol)
  • Espectro de luz más asimilable por las plantas (más parecido al sol)
  • Mayor duración de las bombillas. Hasta 20.000 horas

Estamos ante una evolución de la tecnología utilizada en las lámparas de halogenuros metálicos, diseñadas específicamente para cubrir las necesidades lumínicas de las plantas en la fase de crecimiento. La iluminación LEC no es totalmente nueva, sino que es la mejora de la utilizada con dichas lámparas. Es más que probable que estemos presenciando el nacimiento de la futura iluminación estándar para cultivo de interior, pero todavía es pronto para adelantar acontecimientos.

Los balastros y lámparas LEC que encontramos ahora mismo son de 315w y 630w, aunque lo más utilizado en la actualidad son los de 315w. No deja de compararse la equivalencia que hay con el sodio de alta presión refiriéndose a la producción, por lo que se han escuchado todo tipo de comentarios. Para ofrecerte una información fiable, hemos sondeado tanto a los distribuidores más importantes como a diferentes fabricantes, dejándonos claro que el LEC de 315w equivale a 500w de sodio en cuanto a rendimiento se refiere y que el LEC de 630w, equivaldría aproximadamente a unos 1000w de sodio.

Teniendo en cuenta esto, podríamos realizar esta comparativa de rendimiento con el sodio:

Sodio – Mayor rendimiento – 1 g/w – 500w = 500 gramos

LEC – Mayor rendimiento – 1,6 g/w – 315w LEC = 500w sodio = 500 gramos

Con esta tecnología se ha llegado a aumentar los niveles de producción hasta en un 60%, pero hay que puntualizar, ya que este rendimiento solo se alcanza en cultivos de interior que cuentan con sistemas completamente optimizados, que controlan al dedillo cada uno de los aspectos fundamentales que intervienen en el cultivo. De todas formas en azar tiene mucho que ver en el sector hortícola y no conseguir que la producción sea la deseada a pesar de contar con un sistema optimizado.

El consumo eléctrico en comparación con el sodio también se ha visto reducido bastante llegando a una bajada de hasta en un 37%. Mientras que con un foco de sodio de 500w alcanzaríamos un consumo eléctrico aproximado de 50 € con una producción de 500 gramos, con el foco Lec 315w tendríamos un consumo que rondaría los 32 €, consiguiendo la misma producción. Los focos de 500w de sodio no existen, son de 600w, pero los utilizamos para hacer la comparativa en números y que sea más fácil entenderlo.

Sodio – Consumo medio aproximado – 500w = 50 €/mes

LEC – Consumo medio aproximado – 315w LEC = 500w sodio = 32 €/mes

La reducción de calor es otra de las ventajas de la iluminación LEC, consiguiendo bajar el calor emitido hasta la mitad, siempre en comparación con el sodio. En cultivos de interior importantísimo tener una temperatura óptima para un buen desarrollo de las plantas. Este sistema de iluminación a tener una emisión de calor más baja nos permite jugar con la distancia de los focos, pudiéndolos acercar más a las plantas sin riesgo de que se quemen. Como sucede con las lámparas de bajo consumo, los focos Lec provocan menos situaciones de estrés en la planta, por lo que el producto al final de la cosecha será de mayor calidad.

Las radiaciones ultravioletas e infrarrojas emitidas por las bombillas Lec son muy parecidas a las que emite el sol, siendo mucho más altas que las que proporcionan otro tipo de iluminación. Con esto conseguiremos mejorar, tanto el aspecto como el sabor y aroma de nuestros frutos.

La pérdida de energía es minina, debido a que el espectro lumínico emitido por este tipo de bombillas es asimilado completamente por las plantas, gracias a su optimización. En las lámparas LEC el número de lúmenes no cobra tanta importancia en comparación con el sodio, y aunque tengan menos lúmenes su espectro de color optimizado hace que el rendimiento sea igual o superior. Nos facilita la labor de cultivo en gran medida al proporcionar un color de luz muy similar al de la luz natural de sol, ya que no distorsiona el color de las planta y es más sencillo detectar alteraciones en las mismas, como pueden ser plagas, enfermedades o cualquier tipo de carencia o exceso. Además esta iluminación podemos sacar fotos de catálogo de nuestras plantas, evitando por completo las fastidiosas franjas que aparecen cuando tomamos fotografías en plantas cultivadas con sodio. Tras varios estudios realizados con iluminación LED se ha podido comprobar que las plantas crecen con más fuerza y vigor en interior cuando en el espectro lumínico abundan tonos rojos y azules, de ahí que se haya implantado también en la tecnología LEC.

Adaptadores y casquillos LEC

En la actualidad la mayor parte de lámparas Lec fabricadas usan una rosca PGZ18, pero como todavía hay fabricantes que utilizan la rosca E40 la universal en las lámparas de sodio, existen adaptadores para que podamos utilizar las nuevas bombillas Lec en nuestro viejo reflector. El adaptador LEC es muy económico y sencillo de utilizar, simplemente tendremos que enroscarlo en el casquillo de nuestro viejo reflector y pasara de E40 a PGZ18. Una vez convertido las lámparas CMH funcionaran correctamente sin ningún problema.

Lámparas LEC

Las suplicas de los cultivadores que llevaban años ya rogando que saliese al mercado una bombilla que proporcionara un rendimiento energético mayor y un consumo más reducido que el de las bombillas convencionales existentes, han sido escuchadas. Las lámparas LEC han están empezando a hacerse fuertes en nuestro país, aunque es cierto que acaban de llegar y hay que darles tiempo para que terminen de afianzarse. El instituto de Ciencia Molecular de la Universidad de Valencia lidero este proyecto que se inició en 2010, en 2012 algunos fabricantes empezaron a apostar por este producto y a comercializar lámparas LEC, pero fue en el año 2015 cuando empezó a gozar de una popularidad grandiosa sobre todo en Estados Unidos. Cada día son más los cultivadores españoles que están apostando por la iluminación LEC.

Aunque la mayoría de lámparas LEC son utilizadas en el sector agrícola para todo tipo de plantas, también tiene un uso de carácter más general, como puede ser la iluminación de comercios.

Estamos ante la evolución de los halogenuros metálicos y para conseguir una emisión de calor al exterior menor y para aguantar temperatura de funcionamiento más alta dentro de la bombilla, se ha sustituido la receta de gases cambiando el cuarzo por gas cerámico.

Actualmente podemos encontrar las bombillas Lec en dos potencias, 315w y 615w. La marca Philips también ha sacado una lámpara de 360w CDM compatible con ciertos balastros Eti de 400w, pero es una opción que no recomendamos ya que el consumo eléctrico es mayor y la producción es inferior que la conseguida con las de 315w, siendo también más perjudiciales por estar fabricadas de cristal simple y tener mayor emisión de radiaciones.

Al contrario que sucedía con las bombillas de sodio de alta presión, que podías ser mixtas, de crecimiento o de floración, todas las lámparas LEC son mixtas. Podemos utilizarlas durante todo el ciclo vital de las plantas y según sea el espectro de luz emitido, tendrán más incidencia en un periodo u otro.

Tardaremos mucho más tiempo en renovar esta nueva lámpara ya que tienen una vida útil que puede alcanzar hasta las 20.000 horas, siendo recomendable su uso para 6 o 7 cultivos como máximo. Si la combinamos con un balastro electrónico su vida útil se alargará aún más.

Bombillas LEC mixtas. Periodo donde índice más su espectro:

  • 4000K y 4200K. Mixtas. Inciden de la misma forma tanto en crecimiento como en floración, por lo que son las más mixtas de todas
  • 3000K. Floración. Su incidencia es máxima en las dos últimas semanas de la fase de floración
  • 3100K, Floración. Incidencia máxima durante todo el periodo de floración

 

Balastros LEC

El balastro para focos LEC

La gran mayoría de los Balastros LEC que podemos encontrar en este momento en el mercado son electrónicos, aunque también existen Lec magnéticos, creados con el fin de reducir costes y enfocados a aquellos cultivadores que quieren dar el salto a esta nueva tecnología pero los balastros electrónicos se le escapan de presupuesto. El catalogo cada vez es más amplio y podemos encontrar precios para todos los bolsillos y aunque los primeros arrancadores Lec eran electrónicos no regulables, ya están disponibles para cualquier cultivador los electrónicos regulables con superlúmen. La mejor elección siempre y con la que conseguiremos sacar todo el partido a nuestro cultivo de interior son los electrónicos. Si decides cambiar tu sistema de iluminación del sodio al LEC no tiene mucha coherencia que inviertas en uno magnético, si lo que pretendemos es una mejor optimización de todo nuestro sistema lumínico. Es cierto que si nuestro presupuesto no nos da para invertir en uno electrónico, con el magnético conseguiremos un rendimiento mayor que con los que utilizamos para sodio, pero si puedes hacer el esfuerzo, decántate por el electrónico.

Algunos beneficios que nos ofrecen los balastros Lec electrónicos

  • Encendido gradual que permite alargar el tiempo de vida de las bombillas 
  • Desconexión automática cuando la lámpara falla
  • Protección térmica contra subidas de temperatura que puedan provocar daños
  • Control de los picos de tensión
  • Protección contra corto circuitos
  • Mejor gestión de la electricidad y por lo tanto menor consumo

Hasta la fecha los Balastros LEC no son compatibles con las bombillas de sodio de alta presión por lo que solo debemos utilizar bombillas fabricadas para este tipo de arrancadores, como las LEC o CDM. A pesar de que se trate de un balastro electrónico, si utilizamos una bombilla de sodio de alta presión se romperá aunque sea nueva.

Reflectores LEC

Podemos encontrar en el mercado reflectores específicos para utilizarlos con lámparas Lec que incorporan el balastro y la rosca PGZ18 que es la que utilizan este tipo de bombillas, siendo los primeros que salieron cerrados. Pero además de los reflectores específicos, gracias a un adaptador que transforma la rosca E40 en PGZ18, podemos utilizar con las bombillas Lec, los reflectores abiertos estándar, cooltubes, Azerwing, Adjust a Wings, o en definitiva cualquier tipo de reflector.

El casquillo PGZ18 es únicamente de media vuelta, haciendo que encaje la bombilla perfectamente y siendo mucho más seguro que los casquillos tradicionales con rosca E40. Haciendo únicamente medio giro, la lámpara quedara completamente fijada y segura, evitando los daños que puede sufrir cuando la forzamos al apretarla.

Escucharas diferentes opiniones referentes a si es mejor utilizar un reflector lec cerrado o uno convencional abierto, pero como maestrillo tiene su librillo, nosotros no te vamos cual es el mejor y el que deberías de utilizar. A nosotros siempre nos gusta asesorar e informar sobre las características de cada producto y nuestra experiencia con ellos, pero creemos que es el cliente el que debe tener siempre la última decisión. El reflector cerrado Lec protege mejor contra las radiaciones ultravioletas y en el caso de rotura de la bombilla la protección contra la emisión de gases tóxicos, también es mayor. Sin embargo al reducir la cantidad de radiación directa hacia las plantas afecta a la estimulación de sus procesos biológicos. En definitiva, tú eliges el reflector que más te convenga y que más aporte a tus necesidades, en cuanto a seguridad y producción, pero también es cierto que las últimas lámparas lec que están saliendo están fabricadas con doble cristal por lo que el riesgo es menor y no es tan imprescindible el reflector cerrado.

Kits de iluminación Lec.

El kit de iluminación LEC está compuesto por los siguientes componentes: un balastro electrónico o magnético, un reflector Lec con casquillo PGZ18 o uno estándar con casquillo E40 y adaptador, una lámpara Lec y los cables de conexión necesarios para ponerlo todo en funcionamiento. Tendrás que fijarte en las descripciones de cada kit, porque en algunos los cables de conexión no van incluidos, pero siempre damos la opción de añadirlos. La ventaja de comprar el kit y no cada uno de los componentes por separado, es que siempre será más económico y que no tendrás que preocuparte si cada uno de los componentes que has comprado por separado son compatibles entre sí.

Es muy difícil tener un catálogo fijo de Kits de iluminación LEC, puesto que la evolución es constante y cada día salen al mercado nuevos productos de diferentes marcas y modelos. En esta sección te ofreceremos los últimos lanzamientos y nuestro catálogo ira modificándose en relación con las necesidades de nuestros clientes.

Recomendaciones de seguridad Iluminación LEC

Como siempre que se utilizan aparatos eléctricos cualquier precaución es poca y debemos trabajar siempre de manera segura. Siempre debemos utilizar gafas protectoras para protegernos contra los rayos ultravioletas e infrarrojos, porque aunque estemos expuestos durante poco tiempo, siempre podemos sufrir daños irreparables en nuestros ojos.

También debemos tener mucha precaución a la hora de manipular las lámparas, ya que si se rompen liberan gases tóxicos muy perjudiciales. Si se nos rompiese una bombilla lo primero que tenemos que hacer es airear la habitación donde la tenemos y si tuviésemos que retirar los restos con las manos, siempre debemos utilizar guantes para no tener contacto directo con nuestra piel.