Hormonas Enraizantes 

Mostrando 1 - 6 de 6 items
Mostrando 1 - 6 de 6 items

Todo aquel que ha clonado alguna vez sus plantas es consciente de la importancia que tiene hacerlo en las mejores condiciones. Hay unos requerimientos determinados de temperatura y humedad relativa que tenemos que cumplir si queremos que el enraizado de nuestros esquejes se lleve a término de manera exitosa.

Pues además de estos factores a controlar y mantener, tenemos uno aliado inestimable que nos puede ayudar conseguir el ansiado éxito de manera más rápida, segura y sencilla. Estamos hablando de las hormonas enraizantes, compañeras de viaje inseparables de todo clonador de plantas de cultivo de interior que quiera conseguir el mejor resultado y en el menor tiempo posible.

Las hormonas enraizantes propician un desarrollo radicular mucho más rápido y además crean una película de gel en torno a la zona de corte de los esquejes que protegen al clon frente a la deshidratación y las contaminaciones por patógenos externos.

Para poder pasar nuestros clones a crecimiento es requisito indispensable conseguir un buen cepellón de raíces, espeso y saludable y esto lo propiciamos mediante el uso de hormonas además del mantenimiento del resto de condiciones necesarias.

Además de las hormonas de enraizamiento, existen otros elementos que nos pueden ayudar en la consecución de los parámetros medio ambientales adecuados, como pueden ser los armarios para esquejes, las esquejeras, las bombillas cfl y las luces fluoerescentes, pero este tema se escapa del alcance de esta categoría.

Podemos encontrar las hormonas tanto en gel, como en líquido, como en polvo, aunque el formato más cómodo, eficaz y extendido es el gel, que es lo que encontrarás en nuestra web. Estos geles enraizantes aportan a los clones gran cantidad de beneficios, ya que incorporan en su formulación todo tipo de minerales esenciales, vitaminas y organismos beneficiosos que ayudan a las planta a hacer frente al proceso de propagación, en perfectas condiciones.

Cómo se aplican las hormonas enraizantes

Se pueden aplicar directamente en el medio de cultivo, rellenado el agujerito practicado, se pueden pulverizar por vía foliar en las plantas madre o clones y el método más extendido es, mojar la punta del esqueje en el gel. Lo haremos de una u otra manera dependiendo de la marca que hayamos elegido. En las instrucciones adjuntas siempre se nos indica cómo se aplica.

Pasos para aplicar mediante impregnación de la punta del esqueje

Agitar el producto antes de usar

Echar en un recipiente la cantidad que necesitemos. Lo normal es usar un taponcito o un vasito de plástico que tenga como mínimo 2 ó 3 cm de profundidad, que nos permita meter el esqueje y sacarlo con facilidad.

Cerrar el bote de gel para que no se contamine u oxide

Meter la punta del esqueje en el producto durante unos segundos y hacer que cubra bien toda la zona de corte. Debe empaparse bien para que se absorba y llegue a los vasos conductores. Si hay exceso de gel en el clon, podemos limpiarlo un poco en el borde del recipiente

Seguidamente, y a la mayor brevedad tenemos que poner el esqueje en el medio que vayamos a usar para enraizar, jiffy, lana de roca, maceta, etc. Hay que hacer un agujerito y meterlo. Después podemos apretar suavemente el medio para que se sujete mejor el esqueje. Es bueno hacerlo lo más rápido posible para que la zona de la herido no esté mucho tiempo en contacto con el aire.

Se hemos hecho todo de forma correcta y hemos cuidado los niveles de temperatura y humedad, entre una y dos semanas después tendremos los clones listos para pasar a crecimiento.

El gel que nos sobre después de mojar las puntas debemos tirarlo para no contaminar.