Fertilizantes 

por página
Mostrando 1 - 15 de 359 items
Mostrando 1 - 15 de 359 items

Gran selección de fertilizantes para cultivo de interior y exterior que te permitirán optimizar tus cosechas, así como aumentar el rendimiento y el nivel de calidad del producto final.

Las plantas productoras de resina que se cultivan en interior, ya sea en armarios de cultivo o cuartos de cultivo, o en exterior, en tierra madre, macetas o invernaderos, generalmente, son bastantes duras y resistentes y pueden ser capaces de crecer y llegar hasta el fin de su ciclo, sin haber sido abonadas durante todo el proceso.

Esta afirmación tiene sus matices, porque pueden llegar al final de la fase de floración, pero esto no quiere decir que todas lo vayan a hacer, o que lo hagan en buenas condiciones.

Si no queremos tener sorpresas ingratas, para conseguir plantas robustas, resistentes, saludables y alcanzar un grado de productividad óptimo, es casi imprescindible usar algún tipo de fertilizantes, estimuladores y aditivos, aunque no es necesario abusar y echarles de todo. A veces es mejor no llegar que pasarse, porque una falta de nutrientes la detectaremos en el tono amarillento de las hojas y en ese momento podemos empezar a abonar o subir la dosis, pero cuando es lo contrario, y empezamos a sobre fertilizar, acabaremos con quemaduras de fertilizante que ya no tienen vuelta atrás.

Por otro lado, y casi tan importante como el abonado, tenemos la medición y control del ph del agua de riego (acidez o alcalinidad). Esta tarea también es imprescindible. Debemos medir y bajar o subir el ph, hasta situarlo en los valores aconsejados, en cada riego, una vez añadidos los abonos o aditivos. Esta operación es tan importante porque con un ph inadecuado, alto o bajo, los elementos nutritivos de los fertilizantes nos serán absorbidos por las raíces de las plantas de forma correcta. Algunos nutrientes serán incorporados parcialmente y otros no serán incorporados. Hay unos niveles óptimos de ph, en los que la mayor parte de los nutrientes que las plantas necesitan, son incorporados, y nuestra misión es conseguir adecuar el agua a estos niveles en cada riego.

Si cultivamos sin uso de fertilizantes y sin medir y regular el nivel de ph, algunas veces puede ser que tengamos plantas que lleguen hasta el final, y nos den una producción respetable, pero esto no va ser lo habitual. Lo habitual cuando no fertilizamos es que las plantas acaben sufriendo carencias y empiecen a ponerse amarillas. Cuando las plantas empiezan a sufrir carencias, se hacen más débiles, más sensibles al estrés y menos resistentes frente a ataques externos, como plagas de insectos o enfermedades y frente a condiciones climáticas adversas.

Si abonamos pero no medimos ni controlamos el nivel de ph, es probable que lo tengamos alto o bajo, aunque es más habitual que esté alto, y en estas condiciones, podemos estar abonando, pensando que lo estamos haciendo bien, y las plantas pueden acabar con carencias y amarilleando por falta de nutrientes porque debido al nivel de ph incorrecto, no pueden incorporarlos. Es muy habitual de cultivadores noveles que no miden el ph, que les ocurra esto e intenten solucionarlo aumentando la dosis de fertilizante, pero esto es un gran error porque la planta sigue sin absorber los nutrientes y además se forman sales que bloquean las raíces e impiden todavía más la absorción. En estos casos hay que hacer un lavado de raíces con agua abundante sola, o con algún limpiador de encimas, para después seguir regando de forma habitual con la dosis recomendada de fertilizante, pero esta vez sí, midiendo y controlando el nivel de ph.

Los productos básicos que vamos a necesitar para alimentar a nuestras plantas son, como mínimo, un fertilizante de crecimiento y uno de floración. Además, para bajar o subir el ph vamos a necesitar un ácido para tal fin. Los hay para subir y los hay para bajar. Para poder medir necesitamos un medidor de ph. Los hay de gotas y digitales. Si no queremos invertir mucho con uno de gotas nos basta.

A parte de los fertilizantes de uso más común ya tratados, crecimiento, floración y ácidos, existen un gran abanico de productos complementarios que puedes encontrar en nuestra web: potenciadores del sabor y aroma, estimuladores de floración, estimuladores de raíces, estimuladores de crecimiento, vitaminas, aportes de fósforo y potasio (PK), bacterias beneficiosas, fito fortificantes, limpiadores de sales, etc.

Disponemos de gamas de abonos para todo tipo de sistemas de cultivo. Para cultivo en tierra, para cultivo en coco, y para sistemas hidropónicos y aeropónicos. Busques lo que busques tenemos el producto apropiado para satisfacer las necesidades concretas de tus plantas. Hay fabricantes de abonos que tienen gamas completas categorizadas por el tipo de cultivo, gamas tierra, gamas coco y gamas hydro.

En nuestro extenso catálogo podrás encontrar las principales marcas de fertilizantes del sector: Canna, Biocanna, Biobizz, Top Crop, Plagron, Hesi, Atami, GuanoKalong, etc.

Gran parte de estas marcas comercializan tanto fertilizantes de origen orgánico, como fertilizantes de origen mineral o bio mineral.